Shhh…

No me salen las palabras. Alguien me ha dicho que es porque voy a hablar de silencio

shhh_rodilla
Foto de http://www.fotoalberto.com

Pero que haya silencio no significa que no haya comunicación. Prueba y túmbate en la cama. En silencio. Y cierra los ojos. ¿Cuántas cosas te estás diciendo?

Hay personas que no disfrutan quedándose en silencio consigo mismas. Se dice que es una de las cosas más difíciles de lograr. Porque siempre hay ruido. Y si no lo hay, lo buscamos. Cuántas veces hemos puesto la tele o la radio “para tener un telón de fondo” que nos permita mantener la mente distraída.

Pero hay momentos en la vida en los que necesitamos estar completamente en silencio. Pero escucharlo de verdad. Para reflexionar, para volver a nuestro yo real y dejar de prestar atención a lo que dicen los demás, para relajarnos, para meditar, para que nuestro cuerpo se encuentre con nuestra mente, para encontrar respuestas a según qué preguntas…

Y todo eso cuando estamos solos, pero ¿qué hay de los silencios en compañía? Incómodos para unos y cómplices para otros.

Los cómplices son los mejores. Los que unen. Los que sienten y los que recuerdan. Porque tratándose de personas, a veces cuatro miradas furtivas y dos sonrisas que hablan valen más que las palabras…

Dijo el periodista y escritor uruguayo Eduardo Galeano, que

Sólo los tontos creen que el silencio es un vacío. No está vacío nunca. Y a veces la mejor manera de comunicarse es callando.

Anuncios

¿Te ha gustado? Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s