Primeros pasos en Berlín

berlin-01

No sé si Berlín hace o no palpitar Europa, pero sí nuestros corazones, y a un ritmo frenético. Llegar a la capital alemana sin guía y sin ni siquiera un mapa de transporte es una perdida de papeles segura.

Arribamos en autobús desde Hamburgo – €13 -. Y nosotros pensando que todo el mundo hablaba inglés: Error. En Alemania se habla alemán. No sé si porque no saben o porque no quieren. Aunque cierto es que puedes sobrevivir igualmente, como no, pero te pierdes muchas cosas.

En pleno diciembre a las 4 y media es noche cerrada así que los días se quedan bastante cortos. Como ya era un poco más de esa hora solo nos quedaba beber Glühwein – vino caliente tinto o blanco – y comer Currywurst en los múltiples mercadillos navideños que encontramos en cualquiera de las Platz más importantes. Pero antes de eso hicimos acto de presencia en nuestro hotel. Hotel Pensión Victoria, ubicado en la parada S-Bahn Nöldnerplatz – €81/2 noches.

berlin-02

Que sea una de las ciudades más pobres de Alemania es perceptible en cuanto entras en una cafetería si lo comparamos con Hamburgo, aunque no así si lo hacemos con cualquier ciudad española.

Al día siguiente, como no teníamos por donde empezar, nos acercamos al Starbucks de la Puerta de Brandenburgo desde donde salen numerosas rutas turísticas de una agencia que trabaja en varios países europeos: Sademans NewEurope

Elegimos un tour general gratuito. Ya sé que lo de gratuito despierta nuestro interés a pasos agigantados, pero no es tan literal. Es decir, los guías son trabajadores autónomos que realizar el tour y luego esperan una compensación económica, eso sí, lo que tú creas conveniente sí crees que merecen algo, es totalmente voluntario. Nosotros fuimos con Carlos, un chico de Valencia, cuyas explicaciones nos convencieron sobremanera.

Ojo al transporte. En Alemania se fían muy mucho de sus ciudadanos y no existen tornos, ni ningún otro control de acceso a los diferentes medios de transporte. Es tu responsabilidad adquirir un billete y validarlo en las máquinas que se encuentran al lado de las de comprar los billetes. Según nos contaron, los revisores van a comisión así que no creo que si te pillan sin billete o sin validación del mismo tengan muchas contemplaciones. Eso sí, en tres días allí no vimos a ninguno. Pero fuimos más que legales.

Lo qué sí vimos es como conviven en perfecta armonía la tradición y la vanguardia, la historia y la actualidad.

ministerio-de-hacienda

Anuncios

2 respuestas a “Primeros pasos en Berlín

¿Te ha gustado? Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s