Suiza, no solo es país para ricos

zurich-06

El miércoles es nuestro último día de ruta así que aprovechando que cogemos de nuevo el avión en el EuroAirport, bien temprano ponemos rumbo a Suiza. Nos esperan Zúrich y Basilea.

Suiza, además de por los Alpes, es conocida mundialmente por ser uno de los principales paraísos fiscales de Europa. Y no lo digo yo, lo dice el Foro Mundial sobre Transparencia Fiscal, y seguramente lo puedan corroborar algunos célebres personajes de nuestro país. Una curiosidad para los cineastas y los que no: en la película El lobo de Wall Street aparece un plano del Lago Lemán de la ciudad de Ginebra, uno de los lugares del mundo con más bancos por metro cuadrado…

Este Estado centroeuropeo, que está en la lista de los países más ricos del mundo, es una república federal de 26 estados llamados cantones y cuya capital en Berna.

Cosas a tener en cuenta:

Los idiomas oficiales en Suiza son cuatro: alemán, francés, italiano y retorrománico. Depende de la zona puede predominar uno u otro.

Aunque es un país europeo no utiliza el euro como moneda oficial. Al igual que otros países como Suecia o Dinamarca, ha preferido quedarse con el Franco suizo, su moneda oficial. Eso sí, en muchos lugares aceptan euros igualmente, otra cosa es el tipo de cambio que pidan. Para todo lo demás, Mastercard, o Visa, o lo que mejor os venga.

Para circular por Suiza es obligatorio un distintivo denominado vignette que va pegado en el cristal delantero del coche, como la pegatina española de la ITV. Cuesta 40 CHF y se puede adquirir en gasolineras suizas o en las más cercanas a las fronteras, también en la aduana. Su función es la misma que la de los peajes en España. Tiene una validez anual y lo malo de ello es que cuesta lo mismo estés un día o un mes…

En las principales ciudades hay aparcamientos con línea blanca en los que hay que pagar, igual que la línea verde o azul española. La diferencia es que aquí no se pone ticket en el coche. Un agradable señor que regenta una tienda de productos españoles en el centro de Zürich nos lo explicó perfectamente. En el lugar donde dejas el vehículo aparcado probablemente haya un número marcado en la acera que se corresponde con una plaza de aparcamiento debidamente delimitada. Pues con ese número hay que ir a la máquina más cercana y marcar el botón de tu número y después meter el dinero, bien francos suizos o bien euros. Depende de cuánto metas, la máquina te dirá para cuánto tiempo tienes y así queda registrado.

No suelo fijarme en esas cosas, pero para ello llevaba dos buenas observadoras, madre y abuela. El aumento del nivel de vida es palpable a simple vista, y ya no te digo en las principales calles de Zúrich, donde más cuenta nos dimos. Abundan los coches de lujo, los trajes y abrigos negros, y los zapatos y tacones. Además, en palabras de mi madre: “Estos son más altos que los alemanes”.

zurich-01

►   Otras curiosidades de Suiza:

El túnel más largo del mundo se llama Túnel de Base de San Gotardo y se encuentra en los Alpes suizos. Se trata de un túnel ferroviario de 57 kilómetros que, una vez finalizado, unirá Zürich y Milán en menos de tres horas.

Se dice que Suiza es el país del mundo más próximo a una democracia directa, ¿por qué? por que el poder judicial es independiente del ejecutivo y del legislativo; porque para llevar a cabo cualquier cambio en la Constitución es obligatorio aprobarlo mediante un referéndum. A través de referendos, los ciudadanos pueden impugnar cualquier ley votada por el Parlamento Federal y, por medio de iniciativas, introducir enmiendas a la constitución federal. Todo ciudadano suizo mayor de edad puede intervenir directamente en la toma de decisiones. Al menos una media de 4 veces por año acuden los suizos a las urnas. Qué bonito sería que nos preguntaran qué pensamos los ciudadanos sobre la ley del aborto o la ley “mordaza” antes de imponerla…

Pero no sólo de política vive el hombre. Suiza se coloca a la cabeza mundial en reciclaje. Más del 50% de la población colabora con la conservación del medio ambiente. Aquí, reciclar es gratis, pero tirar la basura cuesta un euro por bolsa ya que tiene que ir con una etiqueta especial que se compra. Si te saltas la ley, las fuerzas de seguridad buscarán algún tipo de desecho que los pueda conducir hasta la persona a la que pertenece para imponer la multa correspondiente. A reciclar sea dicho.

Y esta es una visión muy general de la tierra de Roger Federer, y la adoptada Martina Hingis. Pero además de éstos, son muchos más los personajes famosos que tienen su residencia en este país. Después de Catar, Suiza es el territorio en el que más gente rica habita del mundo, ¿por qué será?

 


¿Te ha gustado? Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s