Budapest Parte I

budapest

¿Qué por qué Budapest?, ¿Sinceramente? Porque era el viaje más barato a un destino desconocido para mí (108€ vuelo + alojamiento 3 noches). Decididos, empezamos la aventura un miércoles de diciembre, preparados para pasar el mayor frío que habíamos experimentado hasta entonces.

Con una hora y media de retraso (esto es a la 1:30 a.m.) aterrizamos en Ferihedy, el principal aeropuerto de Budapest. Cuando me disponía a bajar del avión para caminar hacia la terminal, escuché al tripulante de cabina, que momentos antes había agradecido su viaje a una chica de gafitas de la fila cinco a la que quería añadir a facebook, que la temperatura rondaba los -7ºC. Creo que en ese momento no me asusté porque no me parecía para tanto, seguro que en Villares de Órbigo cuando era pequeña había pasado más frío, pero cuando salí por la puerta del avión y bajé las escaleras para encontrarme con el camino marcado que conducía hasta la T2, no recordé otro momento de mi vida en el que en un momento dejara de sentir parte de mi cara (el lado en el que me daba el aire frío). Cuando me reuní con Cecilia y Raúl a cubierto en la terminal nos miramos sin poder mover alguna parte de nuestra cara: una que si no siente el ojo, el otro media cara y la otra con la oreja inmóvil. En fin, no sé si sería realmente el frío, o contribuyó a esa experiencia el alto contraste de temperatura que había entre el interior de la cabina del avión y la calle.

Una vez a salvo de la tempestad, el hombrecillo que debía recogernos bajo petición al hotel, llegó cinco minutos tarde a buscarnos para conducirnos en su taxi hacia los apartamentos Agape, en Akácfa Utca. Durante el viaje a toda velocidad en el que casi atropellamos a dos personas, y no por imprudencia del conductor, el hombre dirigió unas palabras en húngaro hacia su copiloto (Raúl), y éste no puedo más que sonreír y dirigirnos una mirada cómplice hacia el asiento de atrás (no entendíamos nada de húngaro!!!), y lo mejor es que poca gente allí hablaba inglés…

Los apartamentos se encontraban muy cerca de la Avenida Andrássy, una de las más importantes de la ciudad, a la altura de la Ópera de Budapest, destacado por ser uno de los edificios neo renacentistas más importantes de Hungría. Fue casualidad estar ubicados casi en el centro de la ciudad, lo que más influyó en la decisión fue el precio, y teniendo en cuenta la relación calidad-precio he de decir que no nos defraudó en absoluto. ¡Teníamos hasta secador de pelo!

A las horas que habíamos llegado no nos quedaba más que tirarnos a dormir un rato. Allí es necesario levantarse temprano si uno quiere aprovechar la luz del día porque a las 4 de la tarde cae la noche en la capital húngara.

Anuncios

2 respuestas a “Budapest Parte I

¿Te ha gustado? Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s